Noticias

50 fieles de Jaén reciben el Sacramento de la Confirmación en la Catedral de Jaén

 

El pasado viernes, 30 de noviembre, medio centenar de fieles de la ciudad recibieron el Sacramento de la Confirmación en la Santa Catedral de Jaén.

Provenientes de las Parroquias de La Inmaculada y San Pedro Pascual; La Merced; San Juan y San Pedro; San Ildefonso; Santa María Madre de la Iglesia y el colegio Marcelo Spínola, los jóvenes acudieron al templo acompañados de sus padrinos, catequistas y algunos familiares.

El nuevo aforo de los templos, el 30 por ciento, como medida para prevenir la propagación de la COVID-19, impidió que algunos familiares y amigos pudieran acompañar a estos jóvenes en la ceremonia con la que concluyen los sacramentos de la iniciación cristiana. Los que sí concelebraron, junto al Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, fueron los párrocos de los muchachos y el Vicario General que también administró este Sacramento.

El Obispo asperjó agua bendita ante los confirmandos como recuerdo del sello indeleble de su Bautismo. Las lecturas estuvieron a cargo de algunas de las personas que se confirmaban y el Evangelio lo proclamó el Vicario General de la Diócesis, D. Francisco Juan Martínez Rojas.

El párroco de La Merced fue el encargado de presentar ante el Obispo a los candidatos, de los que dio fe de su formación catequética para recibir este sacramento.

Homilía

El Prelado del Santo Reino comenzó sus palabras animando a todos los presentes en esta lucha contra la COVID-19, agradeciendo a los presentes su asistencia y recordando a aquellos familiares y amigos que no podían estar acompañando los confirmados a causa del aforo.

Después, el Obispo recordó que los que estaban en la Catedral para recibir el Sacramento, «era por una opción de vida, es una decisión de aceptar la acción de Dios en vosotros». Para añadir, «en vuestro camino de fe, desde el Bautismo, habéis estado acompañados por nuestro Padre Dios. Con el bautismo recibisteis la afiliación de vida como hijos de Dios».

Don Amadeo les explicó a los jóvenes que «pertenecéis a una vida de Dios, que debéis alimentar en vuestro día a día, con oración y acciones». “La vida de un cristiano es una vida en Cristo Jesús, por eso, siempre debéis tener puesta vuestra mirada en Él”.

Durante su predicación, el Obispo jiennense les hizo  caer en la cuenta que con este sacramento, “los dones con los que Dios nos alimenta, harán morada en vosotros”.

Al concluir la predicación los confirmandos hicieron profesión de fe, con la renovación de las promesas bautismales.

Con la imposición de manos, gesto éste que infunde el Espíritu Santo y la unción del en las frentes del medio centenar de jóvenes son la señal visible del don invisible. Un carácter indeleble que nos configura más plenamente con Jesús y nos da la gracia para difundir por el mundo el buen olor de Cristo.

Para finalizar, los nuevos confirmados se tomaron una fotografía de familia junto al Obispo y el resto de los concelebrantes.

Galería fotográfica: «Confirmaciones en la Catedral 30 de noviembre de 2020»

 

(Fuente: www.diocesisdejaen.es)